Segundo Boletín de Alimentación Sustentable




20/01/2020

Número de visitas: 354




Proteger las plantas, es proteger la vida. “2020, Año Internacional de la Sanidad Vegetal”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado el 2020 como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal. Las plantas son fundamentales para la vida en la Tierra y forman parte de la nutrición humana. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las plantas producen el 98% del oxígeno que respiramos y constituyen el 80% de los alimentos que comemos, por lo que debemos cuidar su salud.

Las plantas se enfrentan a la amenaza constante y creciente de plagas y enfermedades. La FAO, estima que 40% de los cultivos alimentarios se pierden cada año por estas causas. Lo anterior, también hace que millones de personas padezcan hambre y perjudica gravemente a la agricultura, principal fuente de ingresos de las comunidades rurales pobres.

El ser humano es responsable de la salud de las plantas al llevar a cabo actividades que tienen un impacto negativo para el planeta como la deforestación, el cambio del uso de los suelos, el uso inmoderado de fertilizantes y plaguicidas, así como la contaminación responsable del cambio climático. Todas estas acciones alteran los ecosistemas y reducen la biodiversidad, de tal manera que las plantas ya no cuentan con las condiciones ambientales, físicas y bióticas necesarias para que pueden desarrollarse y sobrevivir.

Las plagas y las enfermedades de las plantas son a menudo imposibles de erradicar una vez que se han establecido, además su manejo es costoso y requiere mucho tiempo, por lo que es mejor prevenirlas. Cada uno de nosotros podemos ayudar a prevenirlas tomando en cuenta las siguientes acciones:

 Consume alimentos orgánicos de temporada y locales. Son productos que se cultivan, crían y procesan utilizando métodos naturales, evitando prácticas contaminantes y más saludables para los consumidores. Se trata de un sistema de producción que fomenta y mejora la sanidad de los suelos y los ecosistemas, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor.

 Aliméntate sustentablemente. Consume en mayor cantidad alimentos saludables como frutas, verduras, cereales integrales y leguminosos, debido a que emiten menores cantidades de Gases con Efecto Invernadero (GEI), responsables del calentamiento global. Modera el consumo de alimentos de origen animal como pollo, pescado, huevo y lácteos (2 porciones por día). Limita el consumo de azucares, grasas saturadas, alimentos procesados y carne roja.

 No lleves plantas y/o productos vegetales (semillas, hortalizas, flores cortadas) cuando viajas. De esta manera ayudas a reducir la propagación de plagas y enfermedades de las plantas. De lo contrario, asegúrate de que cumplan con los requisitos fitosanitarios.

 Sea cauteloso cuando realice un pedido de plantas y productos vegetales en línea o a través de servicios postales. Los controles fitosanitarios pueden pasar desapercibidos cuando se trata de paquetes pequeños.

 Cuida el medioambiente a través de pequeñas acciones que generan un impacto positivo para el planeta. Separa tu basura, usa productos biodegradables y reutilizables, recicla, cuida el agua y la energía que consumes, evita los desperdicios de comida, viaja en transporte público y todo aquello que sea amigable con tu entorno.

20/01/2020