Tercer Boletín de Alimentación Sustentable




25/02/2020

Número de visitas: 499




5 aspectos a considerar para consumir carne roja de forma moderada y consciente

Una de las maneras con las que podemos ayudar a combatir el cambio climático es modificando nuestros hábitos de alimentación por otros más saludables. Es por esto que, Vivian Garza Duarte, nutrióloga del Sistema DIF Guadalajara, nos comparte 5 aspectos a considerar para consumir carne roja de forma moderada y consciente, debido a que dentro de los hábitos de alimentación que más afectan al medio ambiente figura el consumo excesivo de alimentos de origen animal, principalmente de carne roja.

1. ¿Cuáles son los efectos negativos de consumir carne roja en exceso?

El consumo excesivo de carne roja se encuentra relacionado con mayor probabilidad de padecer cáncer de colon, páncreas e hígado, enfermedades del corazón, riñón e hígado, así como con niveles altos de colesterol total en sangre y obesidad. Si no son suficientes estas razones para empezar a moderar la cantidad de carne roja que consumimos, podemos sumar los efectos negativos que tiene para el medio ambiente.

Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), reportan que del total de GEI que produce el ser humano, el 41% corresponde a la producción de carne roja. Gases de Efecto Invernadero (GEI), estos gases son responsables del cambio climático al retener el calor en la atmósfera de la tierra y desencadenar el calentamiento global.


2. ¿Qué nutrientes me aporta?

La carne roja es buena fuente de hierro, zinc, vitaminas del complejo B y de proteínas de alto valor biológico que se absorben y utilizan adecuadamente por nuestro cuerpo. También nos aporta grasas saturadas y colesterol.

3. ¿Hay algún tipo de carne roja más saludable que otra?

El que una carne sea más saludable que la otra se debe principalmente a su contenido de grasa. La recomendación es elegir carnes rojas bajas en grasa, retirar la grasa visible y limitar principalmente el consumo de carnes procesadas como el jamón y la salchicha por su alto contenido en sodio y aditivos como los nitritos y los nitratos, mismos que se han identificado como cancerígenos.

4. ¿Cuál es la forma más saludable de consumir carne roja?

Es importante elegir preparaciones como el hervido en agua, cocinarla al vapor o estofarla. Los métodos de preparación que someten a los alimentos a altas temperatura (mayor a 100 grados centígrados) como el frito y el asado, generan compuestos químicos cancerígenos como los hidrocarburos aromáticos policíclicos y las aminas heterocíclicas. Estos compuestos se encuentran en el humo que se produce durante la cocción y en las partes más “doraditas” de la carne.

5. ¿Qué cantidad de carne roja se recomienda consumir?

La recomendación es comer máximo 120 gramos al día y solo 3 veces a la semana, de preferencia en un tiempo ya sea en la comida, el desayuno o la cena, para que sea más satisfactorio su consumo dado que la cantidad recomendada suele ser menor a la que se considera dentro de la alimentación diaria.

Se les invita a complementar las comidas con cereales, verduras y/o leguminosas para mejorar la calidad nutricional de los platillos. Es preferible también que los otros días de la semana se consuman carnes blancas y/o proteínas de origen vegetal en combinación con cereales para mejorar la calidad de las proteínas de estas últimas.

Guadalajara Saludable y Sustentable.

25/02/2020