7mo Boletín de Alimentación sustentable




14/09/2020

Número de visitas: 385




Conoce los beneficios que tiene la lactancia materna para la salud de la madre, los niños, las niñas y el planeta.

"Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable”, fue el lema seleccionado por la Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA) durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra todos los años, del 1 al 7 de agosto, y es una campaña mundial para promover y crear conciencia de la importancia de la lactancia materna, dado los múltiples beneficios que representa para las madres, los niños, las niñas y la salud del planeta.

La lactancia materna es una forma de alimentación factible, asequible, sostenible y segura. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud la recomienda de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida para asegurar un óptimo crecimiento y desarrollo, seguida por la introducción de alimentos apropiados para la edad o alimentación complementaria y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años de edad del infante.

Algunos de los beneficios para las madres, es que reduce el riesgo de enfermedades como el cáncer de mama y ovario, la depresión posparto, la diabetes mellitus tipo 2 y la osteoporosis. Además, favorece la recuperación del peso, fortalece el vínculo afectivo “madre e hijo “y aunque no es un método anticonceptivo totalmente seguro, retarda la fertilidad. Es importante mencionar también el impacto positivo que tiene para la economía familiar ya que no representa ninguna inversión extra.

La leche materna es un alimento muy valioso y contiene de manera natural las cantidades adecuadas de grasas, azúcares, proteínas, vitaminas, minerales, anticuerpos, enzimas y hormonas que favorecen el Sistema Inmune, la digestión y la absorción de nutrientes en niños y niñas. Esa es la razón por la que se encuentran más protegidos contra enfermedades frecuentes en la infancia como diarrea, neumonía, influenza e infecciones de orina y oído, así como de sobrepeso, obesidad y diabetes mellitus tipo 2 en la adolescencia y la vida adulta.

La salud del planeta también se ve beneficiada con la lactancia materna. Los impactos positivos para el medio ambiente se deben a que la leche materna es un recurso renovable que el cuerpo produce a libre demanda, además no genera desechos, ni necesita envases y/o tratamientos especiales que requieran el empleo de recursos como la energía, el agua o el gas en su producción y/o preparación, por lo que tampoco emiten Gases de Efecto Invernadero (GEI), ya que es un alimento que se extrae directamente del pecho de la madre en las condiciones adecuadas para su consumo.

Vivian Analí Garza Duarte, Nutrióloga del Sistema DIF Guadalajara.

14/09/2020