Bebidas vegetales, una opción amigable para el medio ambiente.




27/05/2021

Número de visitas: 544




Cada vez somos más personas las que habitamos el planeta Tierra. Se estima que para el 2050 la población mundial alcanzará los 9 mil millones de personas. En México, viven 126,014,024 personas, de acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2020 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este incremento tan acelerado de la población hace que surja la necesidad de producir cada vez más alimentos. De ahí la importancia de que los alimentos producidos sean sostenibles y cuiden al medio ambiente, porque no hay manera de asegurar que nuestros recursos naturales serán suficientes para satisfacer las demandas nutricionales de todas las personas.

Lamentablemente, dentro de los alimentos que más se consumen en el mundo son la carne roja y la leche de vaca. En los últimos años el consumo de leche y sus derivados se ha incrementado exponencialmente. Se estima que la población mundial consume aproximadamente 500 millones de toneladas al año, equivalente a 200 kilogramos por persona.

La leche de vaca es un alimento que nos aporta proteínas de alto valor biológico, azúcares (principalmente lactosa), grasas, vitaminas liposolubles, vitaminas del complejo B y minerales como el calcio y el fósforo. Sin embargo, es considerado como uno de los alimentos que más contaminan a nuestro medio ambiente.

Para darnos una idea, una vaca lechera produce alrededor de 75 kg. de metano al año, equivalente a más de 1.5 toneladas de dióxido de carbono (CO2) de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, 2006). Por lo tanto, el gas metano tiene un efecto invernadero 23 veces mayor que el CO2 proveniente de combustibles como el carbón y el petróleo.

En este boletín, se nos invita a moderar el consumo de leche y derivados, tomando conciencia de las implicaciones que tiene para el medio ambiente. Se sugiere apegarse a las recomendaciones nutricionales de 1 a 2 tazas (250 mililitros) de leche de vaca o yogurt natural al día para cubrir con nuestros requerimientos de calcio y complementar con bebidas vegetales.

Las bebidas vegetales, son bebidas no lácteas elaboradas con agua e ingredientes vegetales que no aportan proteína ni grasa animal. Se pueden elaborar con almendra, coco, arroz, avena, linaza, alpiste, quinoa, sésamo, soya, avellanas, nuez, girasol, mijo, cáñamo, trigo, y espelta, entre otras. Es importante mencionar, que no pueden ser llamadas “leches”, debido a que no se originan de las glándulas mamarias.

Aunque las bebidas vegetales no contienen los mismos nutrientes que la leche de vaca, son una alternativa saludable y más amigable para el medio ambiente, principalmente para aquellas personas que gustan mucho de la leche de vaca y exceden el consumo diario recomendado. Se recomienda prepararlas en casa, ya que en su mayoría, las industrializadas contienen cantidades elevadas de azúcares y sodio.

Si no sabes cómo prepararlas, te invitamos a leer nuestro próximo boletín de alimentación sustentable.

Vivian Anali Garza Duarte, Nutrióloga del Sistema DIF Guadalajara.

27/05/2021